“Dance of the Wind and Storm” de Thomas Blackshear

Imploding The Mirage: Madurar con elegancia. The Killers y su sexto álbum de estudio

La banda más importante que nos ha dado el desierto de Nevada, The Killers regresa para sumergirnos en un ambiente de sintetizadores ochenteros.

Ya pasaron 16 años desde el debut de The Killers. Toda una vida haciendo música y dándonos himnos atemporales. Hoy, en tiempos de pandemia nos dan su sexto álbum, un material inmerso en el synth-rock, con una elegancia que recuerda mucho el sonido maduro de bandas como Roxy Music.

The Killers (2004) - Foto por Gavin Bond
The Killers (2004) – Foto por Gavin Bond

Imploding the Mirage fue lanzado justo en plena pandemia, un año histórico para la humanidad, y esto será algo memorable conforme los años. No es tan común recordar eventos históricos junto a los lanzamientos de los álbumes, pero sin duda, este no será el caso.

Si bien el álbum anterior Wonderful Wonderful (2017) fue un material que pasó desapercibido, porque no tenía una esencia en sí. Parecía que Brandon y compañía no se lograban acomodar a esta nueva era, e intentando mantener un sonido más juvenil, no lograron conectar con ese material. Ahora, con Imploding The Mirage, se percibe la estabilidad de la banda. Lograron salir de donde se estaban, para así, encontrar un nuevo lugar, un lugar cómodo para ellos haciendo música, y para nosotros disfrutando de ella.

The Killers, (2020). Foto por Robert Ashcroft
The Killers (2020). Foto por Robert Ashcroft.

Los singles que fueron lanzando poco a poco nos fueron preparando para este sonido más maduro y más estable. Cabe resaltar que una de las joyitas del álbum es “Caution”, una canción que tiene todos los elementos que amamos de los asesinos del desierto. Desde la voz pasional de Brandon, hasta los puentes tejidos con esos incesantes sintetizadores. El álbum cuenta con algunas participaciones, y por primera vez podemos ver un par de featurings, fuera de las canciones navideñas. Entre las participaciones más sobresalientes están Weyes Blood (voces en “My God”), Lindsey Buckingham de Fleetwood Mac (guitarra épica en “Caution”) y Adam Granduciel de The War on Drugs también hace su participación en este material.

El contexto del álbum mantiene el balance perfecto de pasión, momentos pasados alimentados de nostalgia, y toques religiosos. La portada es una pintura titulada “Dance of the Wind and Storm” del artista Thomas Blackshear, pintor que su mayoría de trabajo es para decorar iglesias. Algo que nos recuerda lo abierto que siempre ha sido Brandon en cuanto a su fe. La frontera religiosa está muy bien cuidada esta vez, ya que se mantienen cerca pero no la cruzan, o al menos no de forma tan evidente como en el álbum pasado.

Imploding the Mirage (2020)
Imploding the Mirage (2020)

Si bien se extraña la guitarra épica de Dave, junto a sus solos y riffs memorables, en este álbum no fueron necesarios y no hacen falta. Brandon, Ronnie y Mark se encuentran en su mejor etapa adulta como músicos, y podemos dar por hecho que Imploding the Mirage es el primer pasó a la etapa épica de la banda.

Open in Spotify

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *