Entrevistas

No Puedes Volver A Casa Con Starflyer 59

Texto por Emanuel Mora.

Jason Martin está cerca de cumplir 50 años. Tiene esposa, 3 hijos y una empresa de transporte. Creció manejando camiones en el sur de California, tocando guitarra y escribiendo canciones. Aún lo hace. El año pasado escribió tantas que le alcanzó para grabar un disco completo… el decimosexto en 28 años de carrera.

Porque ah, sí, Mr. Martin tiene una banda – que es básicamente solo él, acompañado de músicos invitados- desde 1993. Se llama Starflyer 59 y bajo ese nombre ha lanzado música ininterrumpidamente. Martin no encaja en estereotipos, tampoco es un artista convencional. Starflyer 59 no toca un concierto en vivo desde hace más de 10 años y no parece haber interés en que eso cambie pronto.

Lo suyo es grabar. Aun así, su fanbase crece continuamente y es tan fervoroso como el de un ídolo de k-pop. Basta con echar un vistazo al grupo privado en Facebook de 1600 miembros dedicado enteramente a apreciar su obra. Ahí se discuten detalles de su larga discografía, se venden sus eternamente agotados discos en sumas exageradas y se especula cómo será el nuevo álbum que saldrá en agosto.

Mientras tanto, él sigue ahí, con su vida, tranquilo. Es, básicamente, un padre de familia que hace y graba canciones los fines de semana. Sin esperarlo, ha producido alguna de la música más sobrevalorada pero influyente de las últimas décadas. Muchos artistas citan a Starflyer como influencia; otros llegan a decir que fue la razón por la que empezaron a hacer música.

Algunos, incluso, buscaron a Martin para que les produjera sus propios trabajos, como pasó en algún momento con Cigarettes After Sex y The Drums. Los medios tampoco se han quedado cortos en elogios: Pitchfork, por ejemplo, incluyó su álbum ‘Gold’, de 1995, en su lista de los 50 mejores discos de shoegaze de todos los tiempos.

La música no es estática, se transforma. Después de 15 álbumes de larga duración, 9 discos cortos, 4 en vivo e innumerables sencillos, es imposible no evolucionar. Con el pasar de los años fueron quedando atrás las guitarras ruidosas y las voces susurradas de los primeros discos para darle paso a arreglos más refinados, sintetizadores y estructuras más pop. A pesar de que la envoltura ha cambiado, en el fondo, las canciones son las mismas. Es posible reconocer su marca tanto en la música de 1995 como en la del 2021.

Life In Bed es el nuevo sencillo de Starflyer y ya puede escucharse en todas las plataformas digitales. Es el primer adelanto de un nuevo disco de larga duración, titulado ‘Vanity’, que estará disponible en agosto a través del sello independiente Velvet Blue Music. La novedad es que éste será el primer disco de Starflyer en 18 años que no ha sido producido enteramente por Jason Martin. En esta ocasión, su viejo amigo TW Walsh, reconocido por su trabajo con artistas como Sufjan Stevens y Pedro The Lion, se encargó de darle vida a las canciones. El cambio de aires es notable.

Life In Bed es una balada cinemática y melancólica en sonido y sensación. Evoca el período de los años ochenta de Leonard Cohen y otras influencias de larga data como Joy Division y Echo and the Bunnymen. Está recubierta de una exuberante producción, con sintetizadores melancólicos, guitarras reverberadas y la ahora profunda voz de Martin, tan distinta a sus primeros años, curtida por décadas detrás del micrófono. Como adelanto del disco, cumple impecablemente porque nos deja queriendo más.

Conversamos en exclusiva con Martin para que nos contara sobre esta nueva etapa y algunas otras cosas. Pero primero una advertencia: siempre se le ha reconocido por ser un hombre de pocas palabras. Parece que no quiere decir más de lo debe decir. Y claro, como no. Seguramente, en el fondo, se pregunta por qué alguien quisiera hacerle tantas preguntas de su pasatiempo de fin de semana.

Parece que la pandemia provocó efectos contrastantes en los artistas. Para algunos trajo un bloqueo artístico, una sequedad creativa. Para otros, más tiempo en casa más bien les dio una oportunidad única de concentrarse y crear con más libertad. ¿Demuestra esta música nueva que el tuyo fue el segundo caso?

Sí, yo creo que sí. Aunque, en realidad, en ese momento no tenía la intención de hacer un álbum. Solo hice una canción y se la envié a TW Walsh. Luego, seguí haciéndolo y terminó convirtiéndose en un disco.

Al escuchar ‘Life In Bed’, es fácil darse cuenta de que hay un sutil cambio de dirección en el sonido. Además, esta vez la letra es algo diferente. Se siente más “confesional”. ¿De dónde vienen estos cambios?

 Quería que esta vez la música fuera bastante más minimalista. Creo que esa estética y la voz más al frente de alguna manera cambiaron un poco el ambiente respecto de lo que hemos hecho en el pasado.

¿Cómo nació esta canción en particular?

 Fue la primera canción que grabamos para el disco. Hice un demo y pensé que sería divertido enviársela a TW para que le pusiera algo de sintetizador. Él lo envió de vuelta y lo llevó a otro nivel. Eso es lo que, básicamente, estableció el tono para el resto del disco.

Fotografía proporcionada por el artista.
Hablando de TW Walsh, esta vez le confiaste el trabajo de producción después de años de hacerlo tú mismo. ¿Cuál crees que fue su mejor contribución a las nuevas canciones?

 TW y yo trabajamos bien juntos. Solo quería quitarme parte de la carga de producir un disco por mí mismo. TW añadió algunas líneas de sintetizador que me parecieron geniales, y el minimalismo de su producción realmente añadió un toque interesante al sonido del disco.

También, desde el álbum pasado, tu hijo Charlie (¡de 19 años!) ha colaborado con la grabación de las baterías de Starflyer. ¿Cómo ha sido la experiencia?

 Tener un baterista en vivo ha hecho el proceso más fácil para mí. Ensayamos la mayoría de las canciones juntos e hicimos los arreglos. Realmente me siento muy bendecido de poder trabajar en música con mi hijo.

Un aspecto interesante, es que desde tu sencillo, ‘This Recliner,’ las imágenes de enfermedad han sido recurrentes en tus letras. El comunicado de prensa de ese lanzamiento decía que pasaste una temporada en el hospital el año pasado. ¿Dirías que esa experiencia afectó la forma en que te expresas a través de la música?

 Sí. Lo del hospital, definitivamente, estaba en mi mente. Escribí ‘Life In Bed’ y ‘This Recliner’ alrededor del mismo tiempo. Estar enfermo durante un período prolongado puede jugar algunas malas pasadas en tu cerebro. Comienzas a preguntarte si alguna vez mejorarás o si pasarás el resto de tu vida en una cama.

Y el título del disco, Vanity, ¿qué significa para ti?

Bueno, hacer un disco es una cosa bastante vana, básicamente es decir ‘mírame y gusta de lo que hago‘. Vanidad de vanidades, todo es vanidad.

Este sencillo y el álbum serán lanzados por Velvet Blue Music, un sello 100% a favor del vinilo. Veremos 2 nuevos discos de vinilo de SF59 en los próximos 3 meses. El primero se agotó muy rápidamente. Con el aumento de las ventas de vinilo en los últimos tiempos, especialmente este año, ¿crees que financieramente hablando este es el mejor momento de Starflyer?

El resurgimiento del vinilo definitivamente ha ayudado a bandas viejas como Starflyer a poner música nueva. Con solo el formato digital no podríamos financiar los costos de hacer un disco y todo lo que conlleva. Nos sentimos muy dichosos de tener una base de seguidores tan leal que nos permita seguir sacando música.

En artistas de larga trayectoria, que han evolucionado su sonido a través de los años, siempre es inevitable tener a algunos seguidores pidiendo el retorno a alguna era en particular. En el caso de Starflyer, la llamada ‘era del shoegaze‘ de sus primeros años sigue generando mucho fervor y hasta nuevos fans. La inclusión de tu álbum ‘Gold‘ en la lista de los mejores 50 álbumes de shoegaze de todos los tiempos de Pitchfork, reconoció que el sonido ha envejecido bien. En retrospectiva, ¿qué piensas de ese disco? ¿Considerarías alguna vez hacer otro álbum como Gold? ¿Es siquiera eso posible?

 Como dice el dicho, ‘no puedes volver a casa‘. Yo era un niño en ese entonces. Si lo intentara de nuevo, no creo que podría entrar en el ‘headspace‘ necesario para hacer un disco como ‘Gold‘ de nuevo.

Pasé años en los que realmente no podía escucharlo, especialmente justo después de que salió. Trabajé muy duro en él y siempre sentí que no resultó exactamente como quería.

Recientemente, en los últimos años, he podido escucharlo con mente abierta y apreciarlo por lo que es. He aprendido a apreciarlo como un hito de mi juventud.

Hablando de los viejos tiempos, VBM anunció que los expertos en letterpress y también casa disquera Independent Project Press, harán el arte de Vanity. Tengo que decir que su trabajo es absolutamente increíble. Muchas de las bandas con las que trabajaron en los noventas son verdaderas joyas poco conocidas de la música alternativa. Tengo curiosidad por saber si esa elección tuvo que ver con que alguna vez fuiste influenciado por algunos de los artistas con los que trabajaron.

¡Sí! Estamos entusiasmados por esto. Cuando Cloud y yo éramos chicos, a veces comprábamos vinilos de ellos solo porque nos encantaba el arte. Así que 25 o 30 años más tarde estén trabajando en la portada de nuestro disco es una de esas extrañas situaciones en que se cierra un círculo.

En un tema ligeramente diferente, ¿has estado produciendo música para otros artistas últimamente?

Realmente, no hago mucho trabajo de producción en estos días. No tengo mucho tiempo para hacerlo. Sí estaré trabajando en la banda de mi hijo y en la de algunos amigos. Eso, mezclado con mis propias cosas, que es casi todo lo que tengo tiempo para hacer.

He leído que coleccionas guitarras viejas. ¿Cuál es tu top 3? Además, ¿qué guitarras usaste para grabar ‘Life In Bed y ‘Vanity’ en general?

Sí, he pasado por un montón de ellas. Desearía todavía tener algunas de ellas. Mi top 3 depende de mi estado de ánimo. Utilicé 3 guitarras en este disco: 73 Fender Tele Custom, 72 Gibson 335 y mi vieja Jazzmaster hecha en Japón que he usado en todos los discos de Starflyer.

Para terminar, estoy realmente intrigado de preguntar si te gusta particularmente alguna música en español. Ya que creciste en California, si tienes algún recuerdo vinculado con la cultura latinoamericana.

Siempre me ha encantado la música de mariachi, y también al crecer en el sur de California la comida mexicana siempre ha sido mi favorita.

Author Image
Martha Elisa Estrada Cortez

One thought on “No Puedes Volver A Casa Con Starflyer 59

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Privacy Preference Center